El tronco del troll perezoso: (Cuento tradicional Ruso).

Publicado por HEATHENPRIDE , sábado, 5 de octubre de 2013 6:38

Cuentan las viejas leyendas que en las lejanas tierras de los Rus vivio antaño una familia de Trolls de los bosques, seres bastante tontorrones y atolondrados. Estas criaturas apenas salen de sus cuevas si no es en la noche. Esta es la historia de un joven troll, ocioso y despistado, que de puro holgazan, llego a ser la vergüenza de sus padres.

Era el joven troll tan vago y perezoso, que llego a ser el mas maloliente de toda la comunidad, porque le daba pereza hasta cumplir con el rito de lavarse en la pestilente charca al menos una vez cada tres meses. Se pasaba su tiempo durmiendo de dia, cosa que hacen todos los troll en el fondo de sus cuevas, pero esto no le llegaba, tal era su pereza, que no se mostraba activo siquiera en la noche...

Cansada de tanta pasividad, una noche, la madre troll decidio hablar muy en serio con su esposo, a ver si entre los dos conseguian enderezar a un hijo tan holgazan,que todos en la comunidad troll decian que el dia menos pensado, hecharia raices y se comvertiria en un gran roble .

Asi que, la madre le llamo y el joven troll acudio de muy mala gana rezongando, la noche era aun joven y la verdad, no le apetecia nada moverse de la comodidad del fresco musgo donde sesteaba, pero su madre le saco de alli a empujones y le ordeno tomar los pasadizos subterraneos y acudir a la cueva de la vieja y vetusta Mardana, su madre necesitaba de el que le trajese unas agujas de hueso para coser sus toscos vestidos de pieles.

Asi que , refunfuñando por lo bajo, salio el troll camino de la cueva de la anciana Mardana, que le recibio con bastante desgana, y a cambio de un puñado de piedras brillantes que su madre le habia entregado, le confio un paquetito pequeño con las agujas .


Pero en el camino de regreso, el atolondrado muchacho las extravio, quiza se le cayeron del fondo de su zurron roto, o quiza poso el paquete en algun momento para recoger hongos podridos (a todos los troll les encantan , son su golosina!), en todo caso, el muchacho regreso a casa sin las agujas, y lo que es peor, sin los dos pedazos de plata que su madre le habia dado para pagarlas.

El pobre troll jamas habia visto a su madre tan enfadada...gritandole sin parar que era el troll mas tonto que habia visto en toda su vida (y mirad que los troll son pero que muuuuuuuuy tontos!!), que las cosas que pinchan, se llevan prendidas en la ropa, de esta forma, no se extravian...un buen par de collejas le servirian al troll para no olvidar esta leccion.

Asi paso el troll los pocos minutos que se mantuvo despierto en la oscuridad de la cueva pensando en lo que le habia dicho su madre, hasta que de nuevo cayo la noche, y una vez mas, su madre le vino a despertar a puntapies para cumplic con otro encargo.Esta vez habria de ir a traves de los tuneles hasta la forja de Vladar el herrero troll a recoger un cuchillo que la madre habria encargado para su esposo. El joven troll partio una vez mas a desgana, y a media noche, ya habia llegado a casa del herrero que le proporciono el cuchillo, esta vez, el joven no tuvo siquiera que preocuparse del pago, pues su madre se habia encargado de dejar el encargo pagado de antemano.

Sin embargo al recibirlo, el herrero le adcirtio que tuviese mucho cuidado, pues el cuchillo estaba bastante afilado y podia pincharse o cortarse con el. El troll recordo entonces el consejo de su madre acerca de las cosas que pinchan, llevarlas prendidas de la ropa, de esta forma no se extravian...asi que como pudo, en cuanto salio de la casa del toll herrero, espeto con cuidado de no cortarse el cuchillo en la solapa de su chaleco y muy contento regreso a casa.

Sin embargo, su madre no le recibio contenta, mas bien le cubrio de puntapies y collejas. ¿¿Como se puede ser tan tonto??, las cosas con gran pico se traen colgadas del cinto, no prendidas de la ropa so tonto!!, la pobre madre troll vio como la solapa del chaleco estaba totalmente rasgada y ahora tendria que lucir un buen romiendo para enmendar el roto... A base de patadas y collejas el joven troll hubo de aprender la leccion.

Una vez mas, el tontorron troll dedico sus excasos minutos de vigilia antes de roncar de nuevo a meditar sobre lo que su madre le habia indicado acerca de las cosas con un gran pico, hasta que, con la caida de la noche, fue una vez mas su madre a buscarle y despertarle con los mismos malos modos de siempre, esta vez, tenia que acudir a casa de Svana a buscar una oca ponedora...al menos, el camino era corto, y esperaba regresar pronto con el encargo y poder por fin retomar su siesta...

Bastante fastidiado por los acontecimientos y las reprimendas de dias antes , el troll se apresuro todo lo que pudo en recorrer los oscuros pasadizos subterraneos hasta la cueva de Svana y alli recoger la dichosa oca, que esta vez su madre habia intercambiado por una cesta repleta de hongos y hierbas. Recien salido de la cueva, observo al animal y se dio cuenta de que tenia un gran pico que de vez en cuando soltaba algun graznido, asi que, decidio hacer las cosas bien, agarro al pobre bicho por el pescuezo, y lo sujeto como pudo a su cintura con su cinto...Francamente y a ser sinceros, el troll no entendia como llevar a aquel animal que no paraba de agitar las alas y patalear asi hasta su casa era tan practico como habia dicho su madre...pero no queria matarse a discurrir sobre la comveniencia o no de tales ordenes, asi que, como pudo, se afano en correr a casa a disfrutar al fin de su merecida siesta...

Pero incomprensiblemente, esta vez mama se despacho a gusto con gritos, collejas, puntapies y hasta un buen sopapo. ¿¿Se puede ser mas zopenco y bruto??...Las cosas con dos o mas patas, se atan con una cuerda, y se traen a rastras tras de uno a casa...Zopenco!!...mas que zopenco!!.En cuanto a la pobre oca, ni que decir tiene que llego medio asfixiada a casa, y que pese a que se recupero bastante bien del trance, el susto hizo que tardase semanas en poner su primer huevo...

Una ultima vez, molesto madre al joven troll, que fue obligado a mantenerse buen rato despierto pensando en los acontecimientos de los dias anteriores, para acudir a un ultimo encargo, ya con la madre arrastrandolo tras de si por las orejas , se trataba de ir a buscar un pantalon de su padre a casa de Pravodne la costurera!. La madre le dijo que solo tenia que acudir y recoger la prenda, que ya ella se habia encargado de establecer el pago por el pantalon, con un buen peine de hueso a cambio.

Contrariado , el troll marcho una vez mas media noche por los largos pasadizos, hasta la lejana casa de Pravodne, que al menos se mostro muy amable con el, y le ofrecio un buen tazon de hervura de musgo seco, antes de entregarle un pantalon hecho de pieles de conejo cosidas. El troll salio satisfecho a emprender el camino de regreso. Pero antes de comenzar a andar, se dio cuenta de que, aquella prenda tenia dos grandes “patas”, asi que, volvio a entrar en la cueva y pidio a la costurera un largo cordon con el que ato la prenda...y muy contento, emprendio el regreso a casa arrastrando el pantalon todo el camino tras de si, como era mandado para las cosas con dos o mas patas...

Esta vez, no hubo ni gritos ni collejas, ni puntapies...su madre se llevo simplemente las manos a la cabeza y se retiro en silencio con lo que quedaba del pantalon en las manos...

En lo tocante al troll, incomprensiblemente para el, a partir de aquella noche, no volvio a ser requerido para mas “encargos”, por lo que, acabo siendo tan perezoso, que no se levantaba ni para cenar algo... las mas de las veces, se conformaba con triscar hierbas o hojas secas, o comerse algun gusano que salia del tronco que le servia para apoyar la cabeza.


Con el tiempo, y según los temores de sus padres, se dice que el troll acabo convertido en un enorme tocon reseco, aun hoy sigue en lo mas profundo del bosque...los mas viejos del lugar le conocen como “ленивый Тролль дерево” (el tronco del troll perezoso).

* Adaptacion personal de un cuento popular Ruso ."El arbol del troll perezoso" , extraido de un PDF  de leyendas tradicionales del mundo de Alexei. P. Dorovny.

P.D: Curiosamente he encontrado en la red, un cuento muy similar titulado "el sirviente necio" ,que se atribuye a la tracion Danesa.  He preferido la forma del cuento ruso (aunque los sucesos son muy similares, cambiando la oca por una gallina y el cuchillo por una hoz ), por parecerme mas simpatico y adecuado para los mas peques.




1 Response to "El tronco del troll perezoso: (Cuento tradicional Ruso)."

Yuuko Yuki Onna Ichihara Pagana Says:

Se lo contare a mis hijos .

Gracias hermanito , te amooo .