LA PONEDORA DE URDA

Publicado por HEATHENPRIDE , martes, 27 de abril de 2010 10:29



Cuentan los ancianos en las largas noches de invierno, que hace muchos, muchos años, habito en Suecia un pobre campesino al que llamaremos Grani, era este hombre, de natural trabajador, peo de escasa fortuna, así que, en los crudos inviernos, pasaba realmente apuros para salir adelante con su esposa y no morir de hambre. Esta situación no se vio mejorada cando su mujer espero su primer hijo. Desesperado y sin recursos para sacar adelante el embarazo de su esposa, Grani se acerco una tarde a la hacienda de su vecino el tosco y mal encarado Varg, un mercader avaro y carente de escrupulos.

Este accedió tras no muchos ruegos a entregarle 2 docenas de huevos, pero siempre a cambio de que Grani se comprometiese a devolverlas, sumando una tercera como compensación al préstamo. El pobre hombre desesperado, acepto el trato y volvió a casa con los huevos con los que, aumento una parca despensa y aguanto el invierno con su esposa.

Pero el invierno pasó y, Grani no recordó su compromiso, aunque, como su situación no había mejorado , tampoco hubiese podido pagar de haberlo recordado. El caso es que, Varg, de natural avaro , vio una oportunidad de sacar tajada del inocente olvido de su vecino, y en la cercana asamblea del Thing, denuncio a su vecino por hurto y mala fe, y para asegurarse la victoria, pagó los servicios de un lögsögumadr, un hombre versado en leyes, aunque, en este caso, podría tratarse mas bien de un miserable oportunista a sueldo que le ayudase a sacar del pleito el mejor provecho.

Así que, Grani se asusto terriblemente cuando fue conminado a acudir como reo de una falta a la asamblea Ante el tribunal, el representante de Varg desgranaba las “perdidas” de su señor de esta manera.

-Hago notar a los hombres justos aquí presentes, que mi señor, entrego a este hombre llamado Grani, dos docenas de sus mejores huevos de gallina en concepto de préstamo (aunque aquí se cuido mucho de mencionar la usura de la docena de mas como pago al favor), que el acusado se comprometió a devolver a mi señor pasado el invierno

Preguntaron a Grani si esta afirmación era cierta y el pobre campesino asintió perplejo.

- Hago así mismo saber que, mi amo estima que, de esas dos docenas de huevos que el acusado no ha devuelto, habrían nacido polluelos, no menos de la mitad de machos, y otras tantas hembras. Con el paso de no mucho tiempo, es sabido que hubiese contado mi señor con 12 fantásticos gallos y 12 ponedoras. Y en época de cría, estas hubieran dado no menos de un par de huevos por cabeza , con lo que , mi amo ha perdido la oportunidad de poseer 2 docenas mas de huevos. Que no seria difícil que se convirtiesen antes del Yule en otra docena de gallos y ponedoras!. Lejos esta de mi voluntad, reclamar mas allá de las perdidas de un año en compensación a mi amo, por lo que estimo, que si el acusado se aviene a pagar el coste de esos 24 gallos y sus parejas ponedoras, podemos dar el asunto por zanjado. Creo que 5 monedas de plata serian un pago justo.

El pobre Grani se vino abajo, no disponía de tal cantidad de plata, de haberla tenido, jamás hubiera necesitado la ayuda de tal tramposo y usurero, pero ahora era ya tarde para lamentarse, y se veía ya, reducido a servir a su vecino, para pagar la cuantiosa multa .


Mientras su esposa, no paraba de lamentarse en casa de su desgracia, clamaba a Frigga la Gran Madre, para que hiciese justicia y la permitiese gozar de la libertad de su esposo, para poder sacar adelante a su pequeño aun no nacido. En este llanto estaba, cuando se presento en su hogar la anciana Urda, que se había enterado de la injusticia cometida con ellos y había acudido a darla consuelo. Tenía la anciana fama de ser media bruja, de conocer los caminos del galdr para inducir el trance y hablar con los dioses...

La anciana escucho los lamentos de la joven esposa de Grani, y después de tranquilizarla, le respondió con palabras amables...

-Nada has de temer mujer, Urda se hará cargo de encontrar el favor de los dioses, Frigga intercederá ante Forsseti y me indicara el camino...descansa pues dulce Helga y deja el asunto en mis manos..

Y ciertamente, la anciana volvió a transitar los oscuros caminos del Odr chaman para elevar su plegaria a Frigga , y esta la escucho y acudió a consultarlo con Forsseti a su palacio de doradas columnas , el Glitnir. Allí estaba también el poderoso Tyr, señor de la justicia terrena, a menudo menos dada a las soluciones pacificas y mas próximas a los conflictos . Pero Frigga pensó mejor seguir la sabia palabra de Forsseti, ya que Grani y Helga eran una pareja de campesinos y los conflictos violentos no parecían lo más indicado con un hijo en camino.

La vieja Urda desperto de un largo trance, con un mensaje claro de la diosa, y tomando un cesto de mimbre, donde guardo algunas provisiones, pidió a un carretero que la acercase al gran claro de la asamblea, donde tras la pausa para la comida del mediodía, se reiniciaban las deliberaciones.Pidió ser recibida como defensora del caso de Grani, y aun no siendo habitual que una mujer pudiese dirigirse al consejo del Thing, el representante de Varg, no vio inconveniente en que la dejasen hablar , pues tenia fama de medio loca y el consejo no tomaría demasiado en serio sus palabras.

El lögsögumadr, repitió sus pretensiones a petición de la anciana que las escucho muy serena y en silencio, como valorando cada palabra, y cuando hubo terminado, y se le concedió el turno de palabra, hablo de esta manera...

-Que los nobles componentes de la asamblea me disculpen, pero a mi edad, la noción del tiempo se me desdibuja, hubiese querido presentarme a defender a Grani antes, pero estaba plantando en el campo, las habichuelas hervidas que me sobraron del desayuno y no me di cuenta de que se hacia tarde...presento por ello mis disculpas...


-¿Y esta vieja loca es la que viene a defender a este ladrón?- Trono el acusador- ¿No veis que vive en una tierra de fantasías y sueños?. ¿De que tierra de prodigios viene, esta que pretende ver germinar en sus campos, las habichuelas ya cocidas que su panza no pudo tragar?....Gran prodigio seria este, digno de ver.

Entonces , del cesto que la anciana llevaba colgado al brazo, emergió la cabeza de una gallina ponedora, que soltó un sonoro cacareo. La anciana la saco de su cesto, y elevándola sobe su cabeza la mostró a todos...

-Vos tenéis que conocer esa tierra prodigiosa mejor que yo, pues seria gran prodigio que la pretensión que vos tenéis , viniendo de Varg, del Varg que todos conocemos , se llevase a cabo. De todos es sabido que es hombre dado a los lujos y a la pompa, lejos de si, el dedicarse a las labores del campesino. Compra cuanto alimento precisa, o lo consigue cobrando con usura favores que los menos favorecidos le solicitan. Aquí, mi ponedora da fe de que ni ella, ni ninguna de sus hermanas, ha dado a esos huevos el calor de madre que Helga dispensa a su pequeño, por el que Grani se ha desvivido y ha pedido favor a Varg. Si hubiese poseído una gallina como la mía, no hubiese precisado pedir favor alguno.

-Pero no la posee!!-Volvió a tronar el acusador- Por eso esta en deuda con mi amo...una deuda que no ha pagado y que ha acarreado grandes perdidas..

-No hay mas perdida que dos docenas de huevos...pues tu amo no huele a estiércol, y su hacienda es rica en almacenes de finas sedas y buen vadmal, pero carece de establos ni corral. Y sin gallinas que den calor y vida a los huevos, no hay vida para gallos y gallinas...Frigga que otorga la vida nueva y atiende los partos, no permitirá que un inocente cargue con el peso de la Avaricia de Varg...Yo misma entregare los huevos frescos a tu señor, pero a cambio, le exijo una publica disculpa por la falsa acusación a un hombre pobre pero honrado cuya única falta, es amar a su esposa y al fruto de su vientre. ¿Acaso el gallo no vigila y cuida a su ponedora mientras da calor de vida a su puesta?.¡¡¡Que la cruel avaricia de Varg perjudique pues, solo a las gallinas !!!.

Dicen que el mismo tribunal se quedo maravillado de la sabiduría de la anciana, y que, fue Varg el acusado de usura y de querer usar el veredicto sagrado del Thing en provecho propio con engaños .

Dicen que, se le condeno a compensar a la joven pareja con una fuerte suma, ya que el tribunal de la asamblea , juzgo que la intención el usurero era una ofensa a la sagrada ley de Tyr,y a la justicia divina de Forsseti. De Urda, dicen que vivió aun incontables años mas, hasta llegar a ser considerada una venerable sabia a la que muchos pedían consejo.

En cuanto a Grani , Helga y su pequeño, este llego al mundo con la bendición de Frigga, y con el tiempo, llegaría a ser un hombre recto y justo...pero esa ya es otra historia...

UN REGALO PARA INGA

Publicado por HEATHENPRIDE , miércoles, 21 de abril de 2010 9:58


Quizá otras muchas pequeñas de la aldea tuviesen miedo en los lindes del bosque, si tenían que ir solas a por leña, pero Inga no era como el resto de los niños de la aldea . A sus casi 12 años, era una chiquilla alegra y despierta, pese a que provenía de una de las familias mas humildes de la aldea . Nunca le había importado ayudar en las tareas de casa, y en cuanto se hizo lo suficiente grande como para ir a por leña, esta tarea se convirtió en algo habitual para ella. En realidad, no le importaba tampoco demasiado ir a por un fardo de ramas, se encontraba a gusto en el bosquecillo cercano al asentamiento, y rara vez , había motivos de alarma, tan solo en el profundo invierno, las alimañas hacían peligroso merodear por allí, pero ahora en el principio de la primavera, el bosque estaba muy tranquilo, y Inga disfrutaba de su labor, jugando entre los arboles, mientras reunía ramas para hacer su hatillo de leña seca.

Entonces lo oyó, era un tenue trino, y sonaba muy cerca de allí, así que siguió con oído atento, el suave piar, y lo descubrió en el suelo, al pie de la raíz de un gran árbol, sobre las ultimas hojas secas que la llegada de la primavera no había logrado aun convertir en abono . Era un pequeño pajaríllo, apenas aun un polluélo, que piaba lastimosamente , posiblemente se había caído de su nido y ahora se encontraba malherido. Inga se arrodillo frente al gran árbol, y tomó al pequeño pájaro en sus manos, el pobre animalíto , temblaba allí, acurrucado. Ella miro hacia arriba, y pensó que en un árbol tan frondoso , habría sin duda mas de un nido . Podía llevarse al pequeño pájaro a casa y intentar curarlo, pero luego, temía que sus padres lo rechazasen en el nido.

Estaba dando vueltas a estas ideas en su cabecíta , tan absorta, que no oyó tras de si, unos pasos suaves , y no descubrió que ya no estaba sola, hasta que una mano suave, acaricio sus cabellos. Se volvió, y la vio sonriente, era una mujer de apariencia hermosa y largos cabellos dorados, aunque ya de una cierta edad, vestida con un largo vestido rojo y cubierta con una capa larga ribeteada de armiño, aunque la estación no era ya fria.

-Lamentaría haberte asustado pequeña- Dijo con voz suave- Te vi acurrucada frente al tejo y pensé que algo te sucedía.

Inga extendió a la mujer sus manos abiertas, mostrando el pajarillo y mirándola con cierta cara de preocupación:

-Se ha caído de su nido y creo que esta mal herido, pero si me lo llevo a casa, temo que sus padres le rechacen cuando ya esté curado- Dijo llorosa
Ya veo niña- Dijo la extraña y tomo con suavidad al pajarillo en sus manos, para acercarlo a sus labios y soplar sobre el con suavidad y dulzura.

El pájaro empezó a aletear alborozado, parecía recuperado por arte de magia!. Inga volvió a recibir en su mano al pequeño animalito , ahora ya con una sonrisa en su cara, aunque no podía ocultar su sorpresa por la recuperación del pajarito. Miro con agradecimiento a la señora, que ahora se había agachado para estar a su altura , y le susurro con voz calmada.

-Ahora habría que devolver a este pequeño a su casa, la cuarta rama grande a la derecha...
-Me gustaría mucho hacerlo- Repuso Inga,-Pero no se trepar a los arboles y esa rama esta muy alta...
-Eso no es un gran problema- Respondió la señora – Y haciendo unos raros gestos con sus manos, murmuro unas palabras que Inga no logró entender.

Pero notó como bajo sus pies, las hojas muertas se arremolinaban y como, flotaba sobre ellas para irse elevando muy despacio en el aire, hasta que, estuvo casi a la altura de la cuarta rama del viejo tejo...Allí, tal y como la señora había dicho, estaba un nido, con tres pequeños polluelos y sus padres, que piaron alarmados, al ver aparecer, el rostro sonriente de la niña, que abrió sus manos, para depositar al pequeño en su nido. Antes de que pudiese darse cuenta, ya estaba de nuevo en el suelo, frente a la desconocida, que acarició su cabecita con ternura y sonrió antes de entregarle una bolsa de cuero con gesto amable.

-Lo has hecho muy bien pequeña!!!-Pero ahora, debes regresar a casa, ya empieza a caer la tarde y el bosque no es lugar para una niña al caer la noche. Entrega estas semillas a tus padres y diles que las siembren con la primera luna llena... - Y tendiéndole la bolsa, se ilumino con una luz radiante y blanca, hasta volverse casi traslucida y desapareció ante la sorprendida mirada de Inga, que tuvo que frotarse los ojos para descubrir que aquello no había sido un sueño.

Guardo la bolsa en el zurrón y cargando el pequeño hatillo de leña a su espalda, se fue a casa canturreando. Allí contó a sus padres la extraña experiencia con la señora y le enseño, la bolsa que le había entregado. La verdad, es que , los padres de Inga se quedaron estupefactos al vaciar su contenido, había un buen puñado de semillas de alguna plana que no conocían, pero entre ellas, encontraron 5 semillítas doradas de oro puro!. Ni que decir tiene, que antes de la primera luna llena, los humildes campesinos, habían cambiado una de las semillas por unos aperos de labranza nuevos, con los que roturaron la tierra y en ella, plantaron las semillas que la niña había traído . Eran gente de naturaleza sencilla y poco dados a los lujos innecesarios, así que, se guardaron las otras semillas de oro, para hacer frente a una posible necesidad futura. Pero, de forma sorprendente, las semillas germinaron y dieron unas plantas de lino de excelente calidad, con lo que, la familia vio necesario, procurarse unos buenos útiles para cardar y trabajar el lino y hacer de el unas buenas madejas. Con ello, gastaron su segunda pepita...y pese a que , las otras tres, permanecieron a buen recaudo, la prosperidad llego de trabajar duro el lino, y vender el fruto del trabajo .

Así la pequeña Inga tuvo mas tiempo para poder jugar con los demás niños, y no tardó en contar a todos su aventura en el bosque, aunque, se cuidó mucho de hablar de las semillas de oro, ya que su padre le había advertido de que eso despertaría envidias. Con todo , la envidia hecha raíz con cualquier pretexto, y los inocentes comentarios de la niña, llegaron a oídos mezquinos . Uno e los muchachos habituales entre los juegos en la plaza de la aldea era Hrotr, un mozalbete mal encarado y mal educado, fiel reflejo del carácter de su padre, un usurero que había medrado estafando y prestando, para luego exigir compensaciones abusivas.

El caso es que a Hrotr le falto tiempo para contar a su padre la historia de Inga, y deducir juntos que algo había en las semillas de ese lino, pues era con diferencia el de mejor calidad que podía ser encontrado en las ferias y comercios de la zona. Así, que resolvieron hacerse con algunas semillas a cualquier precio. A Hrotr no le costo mucho ganarse la confianza de Inga, pues aunque malintencionado, era bien parecido y eran pocas las niñas que rechazaban su compañía, así que, no tardo en averiguar, que las semillas se guardaban en un granero sin guarda, pues nunca antes había habido un hurto en la aldea. Así que, no les fue difícil contratar a un maleante para hacerse con un saco de semillas, suficiente para plantar y obtener nuevas plantas...

La familia de Inga, notaron el robo, pero como no hubo que lamentar más perdidas, tampoco le dieron mas importancia... Sin embargo, sobre el tejado de la casa de Kurtr , el padre de Hrotr, una paloma blanca observaba y hacia sus planes...

-He aquí a unas gentes que no dudan en hurtar para obtener lo que no les has sido concedido..Eso no es de mi agrado...

Descendió hasta el suelo, y allí se transformo en una anciana encorvada que llamó a la puerta, para pedir asilo por una noche, como si se tratase de una menesterosa. Pero Kurtr le negó toda asistencia y su hijo Hrotr no fue mas amable que el, tirándola a los pies una hogaza de pan enmohecido, y diciendo que no recibiría más de ellos.

-Suficiente para ti vieja bruja...fuera de mi casa!.

La anciana salio por la puerta, no sin antes alzar su dedo huesudo y advertir...

-Así se vuelva la tierra tan dura para vosotros como vuestros corazones, y su fruto tan podrido como vuestras almas miserables....

Y en cuanto hubo cruzado el umbral, se transformo con un estallido de luz cegadora, en un cuervo negro que se alejo graznando, para sorpresa de padre e hijo que se quedaron petrificados viendo la escena desde el calor del fuego...

Lo que nunca supieron es , que el cuervo se poso en un claro del bosque, y allí se transformo en una hermosa dama de cabellos dorados , que enseguida se vio rodeada de multitud de pequeños sonrientes , que tirándola del vestido o subiéndose a su regazo, la saludaban alegres...

-Madre Holda....Madre Holda...
-Hora de hacer limpieza pequeños míos- Dijo ella sonriendo , y diciendo esto, se elevo hacia los cielos, seguida de una procesión de pequeños revoltosos...

En las nubes, ella repartió palas y batidores y los pequeños empezaron a sacudir las mantas de fino lino, provocando con los golpes un tremendo estruendo... Nadie supo explicar, porque en la solitaria granja de Kurtr , aquel verano descargaban incomprensibles tormentas , que solo afectaban a sus tierras , ni porque, una plaga de inmundas cucarachas y gusanos parecieron salir del saco de grano robado, y destrozaron las cosechas,tampoco, se entendió, como era posible que, en lo mas cálido del verano, las tierras de Kurtr fuesen presa de una tremenda helada, que hizo que lo poco salvable de la cosecha se perdiese . Solo en las altas nubes, un montón de pequeños traviesos, se divertían saltando sobre sus colchones de plumas , hasta que ella, la divina Frau Holda , les miró con fingido rostro de enfado y les dijo...

-Ya basta pequeños, creo que la limpieza ha concluido...Ahora hay gentes que han aprendido una lección de humildad, y esperamos no tener que repetir el castigo...Hala, todos a dormir ..._ Y diciendo esto, fue acostando a los pequeños, uno a uno, arropándoles con limpias sabanas de lino y besando sus frentes...

Mientras, se dice, que entre los hombres, una familia do un sustancial cambio a su vida y costumbres. Kurtr se presento en casa de los padres de inga, para pagar el saco de semillas que habían robado, y se dice, que en adelante, su casa siempre fue abierta a la hospitalidad.

Entre las nubes, Frau Holda sonríe y devuelve a la tierra su habitual dulzura para acoger el grano..Recordad siempre que, vuestros actos son como el grano en tierra!, que la diosa no vuelva para vosotros el mañana duro, por vuestras malas acciones...

AL NACIMIENTO DE UN HIJO

Publicado por HEATHENPRIDE , domingo, 18 de abril de 2010 8:00



Fue tu aliento Madre,
el que un dia me dio vida,
es tu aliento dulce Frigga
el que sale de mi boca.
En el calor de mis manos siento
el rastro de la vida que me diste
y me recuerda el viento divino que soplaba
el dia en que me engendraron mis padres.

Hijo mio, muy amado
dulce fruto de la mañana
hoy es el dia que saldras,
ereguido a la luz de Sunna
y las Nornas comenzarán
el gran tapiz de tu tiempo.
Cuando las cuentas llegaron a su termino
y me acoso el agudo dolor del parto
lo acepte con alegria
pues supe entonces, ya no estaria sola.

Nuestro gran padre Odin
fue a sentarse en su trono sagrado
y congregando ante el
a todos los padres del Asgard
y pasada la bendita noche
de dolores y quebrantos
habra amanecido al fin el dia
de tu primera luz...

Las grandes Madres ocupan
su puesto en el sitial sagrado
y te otorgan bendiciones
en el tiempo de tu primer llanto.
Hijo mio, muy amado
dulce fruto de la mañana
ahora la misma tierra te ve
el cielo y las montañas nevadas te oyen
y tu corazon sigue el ritmo tranquilño
de las olas de Aegir.

Alzaare pues mi vista al cielo
y dare gracias al gran Padre
pues cuando recibas tu nombre
los Dioses te sonreiran.
Pues es el aliento de las Madres
y el coraje del brazo de Odin
el que te impulse a caminar
ysegurime tras mis pasos.

En el calor de tu cuerpo siento
el resto de aliento que te di
el mismo que el primer dia pusiste en mi
fuerza del padre Thor
justicia de Tyr
amor de madre de Frigga
y tu bendicion
Dulce y divina Freya
para hacer de mi...Madre.

ENTRE LAS OLAS

Publicado por HEATHENPRIDE , sábado, 17 de abril de 2010 7:03





Sintió el viento suave golpeándole la cara, la brisa marina resultaba agradable, y el lento mecer de las olas, hacían la travesía de la pequeña Snekja , una singladura agradable, en la popa, al lado de su tío Oleifr, el joven Arni, parecía contento, apenas había dejado de ser un mocoso de 12 años hacia unas cuantas lunas, y su tío le había sacado a pescar con el y sus felagi, entre cuatro socios, poseían el “Juguete del Viento”, una pequeña barca de pesca, con la que salían a faenar los días que el mar lo permitía. A principios de verano, y con el mar calmado, era el día ideal para iniciar al muchacho, así que, Arni iba muy erguido a popa, al lado del timón, muy contento de no haberse mareado aún como los amigos de su tío llevaban diciendo que ocurriría desde que salieran de puerto.

Bajo el mar, en las grandes praderas de algas, nadaba curiosa la pequeña Fjörg, jugueteando con los pequeños peces que la seguían danzando a su vera. Ella siempre había crecido libre bajo el mar, entre los de su raza, el pueblo de Aegir y Ran, los señores de los océanos. Su madre, la había contado que los humanos llaman a su pueblo Havfrue, los hijos del océano, pero la habían advertido de que no tenían demasiado respeto por las leyes de Ran o su esposo, siempre ansiosos de saquear las riquezas del mar y de alimentarse de sus criaturas. A la pequeña Fjórg, aquellas historias le parecían una de las invenciones de su padre , para que no se alejase demasiado del poblado sumergido y de la gran montaña sagrada, donde los grandes monarcas, residen .

Pero Fjörg sabe que, si desea encontrar algún tesoro de los que, a veces los hombres pierden en el mar o la furia de Aegir y Njórd sepultan en los mares, tenia que alejarse un poco de su casa y nadar entre las grandes praderas de algas y la muralla de coral rojo. Fjörg, ya había encontrado en alguna ocasión alguna pieza que había pasado a formar su pequeño tesoro secreto, como un collar de finas cuentas cristalinas, con el que gustaba adornarse en sus paseos, y un arete de un metal dorado brillante, que era demasiado holgado para su pequeña manita y tenia que subir hasta ajustarlo a su antebrazo. Algun colgante hecho con finas conchas brillantes, y una tiara de coral, coronada por una blanca caracola, eran su tesoro, que escondía en una grieta, guardada por Hrórkr, un enorme centollo, que , salio remolón a saludarla cuando ella se acerco y emitió un suave silbido . Una vez más, se puso su tesoro, y así, luciendo como una hermosa princesita, se fue a dar un largo paseo, como tenia por costumbre en las tardes.

Estaba nadando feliz entre los bancos de peces, que las saludaban con graciosas piruetas al pasar, cuando lo vio de lejos, era una rara sombra alargada en la superficie de las aguas , a una centena de brazadas del fondo. Había oído hablar de las largas cajas de madera que los hombres usan para flotar en la superficie del océano, pues según su padre, los humanos habitan un mundo seco y no pueden vivir bajo el mar. Ella había subido a la superficie alguna vez, y había observado el enorme espacio azul que se extendía sobre su cabeza, y se había maravillado con la extraordinaria luminosidad del mundo exterior. Incluso, había visto a las ágiles criaturas que poblaban el manto azul luminoso, remando al viento y descendiendo en picado para capturar algún pez. Había aprendido que eran gaviotas y cormoranes, pero de todas sus pequeñas amigas y amigos , ella era la única que había reunido el valor y las había visto en verdad. El resto , nunca subían a la superficie y tenían al mundo exterior como un lugar temible, lleno de monstruosidades que es mejor evitar...

Y luego estaban los humanos, los más ancianos contaban coas terribles de ellos, que son seres crueles y despiadados y que a veces, la superficie se agita como si el gran padre del Océano descargase su furia y no es sino, que los hombres luchan entre si, y sus frágiles cajas de madera se hunden en el mar, y los hombres son recogidos por Ran y sus hijas, y conducidos al gran salón del señor de los mares... Pero nunca había visto uno, mas que, toscamente grabados en los pequeños discos de metal pálido y reluciente que había encontrado en alguno de sus paseos. No parecían tan diferentes a ella, pero desconocía que criatura era la que montaba uno de esos seres de la superficie una bestia de largo cuello y larga cabellera, y cuatro largas piernas y lo más fascinante de todo, ¿porque no tenia aletas?. Miró sus manos y sus pies, palmeados para nadar , y imagino, que la bestia de cuello largo, pertenecía al mundo seco y no precisaba aletas, al fin de cuentas, las gaviotas tampoco las tenían, sino que poseían esos largos remos que mueven sin cesar para dominar el espacio azul con la misma gracia que un pez en el agua. Todo esto la fascinaba, quería saber mas del mundo seco y de las fantásticas criaturas que lo poblarían, así, que, pensó ¿por que no empezar observando a los humanos en su gran caja de madera?.Empezó a subir hacia la superficie, mientras arriba, en un barco de pesca, un grupo de marineros se afanaban por comenzar la labor del día y arriaban la red al agua,. Una invisible trampa que, la pequeña Fjörj no logro advertir hasta que fue demasiado tarde, y sintió como la tupida red, la apresaba y rodeada de multitud de peces tan atrapados como ella, comenzó a pensar que, quizá observar a los humanos tan de cerca, no había sido la mejor de sus ideas. Intento luchar y zafarse de la red, pero comprendió enseguida que, lo único que conseguía con ello, era enredarse aun más, Así que, rodeada de pececillos tan confusos y terriblemente asustados como ella, llegó a darse por vencida y se limitó a esperar, ya que por mas que llorase , allí nadie la oiría, y aunque empezaba a ser ya tarde, sus padres no la encontrarían, porque nunca decía a donde iba cuando salia de casa a dar un paseo. De mucho patalear, se quedo agotada, y poco a poco, el cansancio la hizo dormirse profundamente, poco más, podía hacer en aquella situación.

Arni oía los gritos animosos de su tío Oleifr, desde la caña del timón, y junto al gordo Tosti, Gisli el joven, y Hroffi el chistoso, tiro con todas sus fuerzas para subir a boro la red, que a juzgar por su peso, estaría repleta de pesca. Tosti era de naturaleza huraña, y no paraba de gritar al resto, que, de mala gana soportaban sus berridos. Pronto, los primeros peces estuvieron boqueando en cubierta y Arni se encargo de recoger la pesca, y ir desenmallando con cuidado , no fuese que se le escurriese alguno. Hroffi dijo con su habitual buen humor que Tosti dejaría de refunfuñar, el día que el gran océano se quedase seco y Gisli, le respondió :

-Estamos apañados entonces muchacho...porque eso no va a suceder mañana por la mañana!.

Arni y su tio Oleifr rieron la gracia de Hroffi y Tosti soltó un uñido mientras tiraba con fuerza de la red, para terminar de subirla a cubierta.

Una serie de tirones secos despertaron a Fjörj, que fue poco a poco escurriéndose en la red, hasta quedar atrapada en el fondo, mientras la iban subiendo cada vez mas cerca de la superficie. Ahora si estaba realmente asustada, sabia que podía aguantar unas horas fuera del agua, su pueblo era anfibio, aunque prefiriesen las profundidades del mar, a la superficie...

Por el martillo de Thor !!!, ¿¿¿que es eso que tenemos ahí???- Grito un enorme ser con el rostro cubierto de pelo, ella no entendía su lenguaje, pero su aspecto, era de todo menos tranquilizador. Otros brazos de otros dos humanos algo menos corpulentos , ayudaron a meter a bordo la red, y a subirla a ella, con no demasiada delicadeza, dejándola caer en cubierta...
Por la barba del gran Padre que no lo se Tosti!!, contesto otra voz menos áspera, que procedía de un humano con aspecto mas joven- Tu has visto alguna vez algo similar a esto Hroffi???.

El llamado así, que tenia un aspecto menudo y huesudo, negó con la cabeza, abriendo paso a otro humano con aspecto mas anciano, que se acarició la larga barba blanca y respondió:

He oído hablar a los ancianos de los pueblos sumergidos, pero juro por la divina Freya que jamás pensé que un día vería a uno de ellos!. Miradla...parece apenas una chiquilla no mayor que Arni!!!
Podría tratarse de una Havfrue!!,intervino el que era mas pequeño que el resto. No me parece muy amenazadora para ser una Kallraden....
Los humanos se enfrascaron en una larga discusión , aunque ella no entendía la ronca lengua en la que hablaban. De haber entendido algo, hubiese descubierto, que Tosti se había enfadado con Arni por mencionar a bordo a las brujas del mar, aunque ninguno de los del barco creyesen que la muchacha de piel azulada que yacía tirada en cubierta , fuese una poderosa hechicera de los vientos y las tempestades y mucho menos un despiadado Fossegrim.

Fjörj se noto cansada y terriblemente asustada, se preguntaba si alguna vez, volvería a ver a sus padres, a los que ahora lamentaba no haber hecho caso cuando la advirtieron que se alejase siempre de los humanos. Sobre todo le intranquilizaba la mirada del mas grande y peludo de todos ellos, el resto, parecían menos peligrosos, aunque no pudo evitar preguntarse que harían con ella. Su madre solía asustarla con historias de los terribles monstruos que habitaban el mundo seco, cuando se portaba mal. Era evidente que se comerían a los pobres pececillos , no veía nada raro en ello, también en el mar, regia esta ley, el pez grande se come al mas chico. ¿Pero que harían con ella?.

Pensó en poner mala cara, para parecer poco comestible, pero luego descarto la idea, se imagino que en el mejor de los casos, la mantendrían presa y se la llevarían a tierra seca donde todos la mirarían extrañados. Esto la atemorizó aún mas....sabia que no podría aguantar mucho fuera del agua. Confió en que al menos los humanos se diesen cuenta de ello.

Os digo que esa criatura nos cubrirá a todos de plata- Dijo Tosti mirando de reojo a la pequeña que seguía acurrucada en cubierta, aun liada con la red- Todos pagaran con buena plata por ver lo que nadie ha visto antes.
No creo que tu idea agrade mucho ni a Geirlaugr la seidrkona, ni a las kallraden, ni a Asgot Ulfr el godi, gordinflón, tercio Gisli , observando con detenimiento a la pequeña..
A la porra con ellos!!, siempre diciendo lo que se puede o no hacer!...os digo que tenemos que llevarla a tierra y que todos paguen por verla.

Así siguieron los humanos discutiendo, aunque ella no lograba entender ni media palabra de lo que decían, solo el mas pequeño, parecía mas interesado en ella, porque mientras los otros comían, se acerco a ella, con un cubo lleno de agua salada, y poco a poco, lo vertió sobre ella. Agradeció el fresquito,del agua, su piel empezaba a secarse y realmente lo necesitaba. El gordo, le tiro una pequeña pizca de algo blando y amarillo, que ella se llevo a la boca, aunque no tardo en escupir, su sabor ligeramente salado era lo único agradable, pero aquello no era comestible siquiera!!. Así que Fjörj, tomo en sus manos un puñado de algas frescas y empezó a masticarlas, no tenia realmente hambre, pero, pensó, que ya que no les veía intención de soltarla, al menos, supiesen como alimentarla. El gordo se acerco a tocar su cabello, pero ella se revolvió y le propino un mordisco en la mano. El gordinflón la retiro con evidente enfado...

Ya decidiremos que hacemos con ella en cuanto acabemos la faena esta noche!, anuncio Oleifr, ahora nos toca descansar, y dejar que la otra red haga su trabajo, antes de subirla .Aun quedan un puñado de horas para ello, así que descansad!, Arni hará la primera de las guardias, yo mismo le relevare en un par de horas!...¿te ves capaz de hacerlo muchacho?
Claro tío!!- respondió Arni, -Y de paso vigilare a la Havfrue, si no la mojamos con cierta regularidad, me temo que enferme, es una criatura del mar …
Chico listo!- Gruño Tosti- Vigila bien, esa cosa, vale su peso en plata...

Y diciendo esto, todos se acurrucaron en un rincón a popa, después de soltar un par de anclas que fijasen el barco al fondo , solo Arni, permanecía en pie en la proa, mirando a la pequeña con asombro. Pronto, todos estaban dormidos, y se les oía roncar , mientras él, estudiaba con calma a la pequeña. En realidad, salvo su piel ligeramente azulada, y unos extraños pies y manos palmeados, y su curioso pelo verdoso, no parecía tan diferente a el!, incluso sus grandes ojos de un azul claro e intenso, podrían haber sido los de cualquier muchacha de la aldea.. No aparentaba la criatura mas edad que el, así que Arni, no pudo evitar pensar en que tendría unos padres que la estarían buscando. La miró a los ojos, y vio que los tenia húmedos, no le sorprendió verla llorar, al fin de cuentas, era solo una niña y estaría tan asustada como lo estaría el, en una situación similar.

Pensó en que lo que pretendía hacer Tosti era algo terrible , y no pudo evitar convencerse, de que el gordo, terminaría por salirse con la suya y convencer a todos, así que, si quería ayudar a la pequeña, y supo que de verdad lo quería, ese era el momento!. Tomo de un costado, un cuchillo, y se acerco despacio a la chiquilla -pez , que se tapo asustada la cara con sus manitos. El se llevo un dedo a los labios, para indicarla que no hiciese ruido, esperaba que este gesto, al menos lo entendiese, ella, aparto una mano despacio, luego la otra, y vio la cara sonriente de el, que la miraba despacio y sin brusquedad , mientras cortaba la red para liberarla...

Luego tiro el cuchillo, y lentamente la tomo en brazos para acercarla a la borda, ella le miro y entendió que el joven humano, se había apiadado de ella. Antes de que la dejase caer al agua, ella le miro por ultima vez, quería recordar su cara, y deslizo en su mano, algo húmedo y frío...Al fin, la dejo caer al mar, donde ella saludo con la mano, antes de que el, la indicase con gestos que se alejase pronto...Tenia una tarea por terminar, y no podía permitir que descubriesen su jugarreta.

No estaba bien mentir, eso lo sabia, y tendría que inventar una mentira muy gorda para convencer a todos de que la chica-pez había sido liberada por sus semejantes. Pero había oído un montón de historias de miedo, acerca de los fossegrim, los diablos marinos, así que, cuando la emprendió a patadas con cuantos cacharros encontró a su paso, y gritando como un energúmeno y todos se despertaron, el, ya tenia una historia que contra, llena de detalles pavorosos, para convencer a todos... Tosti se harto de soltar maldiciones, diciendo que había perdido su tesoro y que le iba a despellejar por ello, pero, en cuanto su tío y los demás oyeron el relato de un grupo de docenas de seres monstruosos emergiendo de las aguas, y de como el muchacho había sobrevivido, escondido, viendo como liberaban a la niña-pez y se lanzaban al mar, todos se consideraron afortunados de no haber sufrido el ataque de los vengativos fossegrim. Incluso encontraron conveniente, largarse de allí lo antes posible, ya recogerían la red, mañana o dentro de unos días...

De camino a tierra, Arni seguía sintiéndose un poco mal por haber mentido, pero a la vez, no paraba de pensar en la pequeña hija de las aguas, abrío su mano, y en ella brillaba una moneda de plata, con el rostro de un hombre barbudo en un lado, y un jinete a caballo en el otro, rodeado de extraños garabatos. Supo, que soñaría con ella, y que deseaba volver a verla, en mejor circunstancia...

Mientras, en el fondo de las aguas, una jovencíta, nadaba aun algo asustada, de regreso a casa. Dejo sus tesoros donde siempre, aunque esta vez, tendría que inventarse una buena excusa para su retraso. Se había ganado una buena reprimenda a pulso, pero no se sentía triste por ello, había valido la pena la aventura,descubrió que, no todos los humanos son unos seres tan despreciables como le habían contado. Sonrió, al menos uno de ellos, se había encarado a sus semejantes, y posiblemente, ahora se enfrentase a un castigo como ella...pero camino a casa, tuvo tiempo de pensar, que pese a todo, desearía poder volver a verlo. Quizá suceda algún día, con la ayuda de Aegir y Ran...Mientras tanto, Fjórj se prometio a si misma, no olvidar aquella tarde, aunque se pasase unos dias castigada...Soñando despierta con un muchacho de piel palida, de un mundo muy distante y diferente a su hogar. LA TIERRA SECA...

UNA PEQUEÑA CABAÑA EN EL BOSQUE

Publicado por HEATHENPRIDE , lunes, 12 de abril de 2010 9:38


La vieja leñera había permanecido abandonada en la salida del bosque, durante muchos años, casi en ruinas, durante muchos otoños, hasta que los niños, la descubrieron a principios de una primavera, en una de sus habituales salidas para buscar setas todos juntos.


En principio, la construcción se presentaba muy destrozada y con un fuerte olor a humedad y moho, pero los pequeños no tardaron en convertirla en un rincón de fantasía y sueños. Ragnar era el mayor de todos los niños del pueblo, con sus casi 12 años., le restaba poco para ser un hombre, mientras tanto, dirigía a los chicos, que le habían elegido su líder natural. Por su parte, la siempre despierta Kara, también solía ser la líder de las niñas , y aunque a veces, todos se reunían para jugar juntos, era mas común que los chicos soñasen con juegos de guerra y se entrenasen con espadas de madera y escudos de fondo de tonel, en batallas imaginarias contra enormes y desaforados troll. Las chicas, preferían otra clase de ocupaciones, como podían ser, tejer y jugar a ser las perfectas husfreyas. En fin, juegos de niños y niñas, como en cualquier otro lugar de Midgard!.

Pronto Ragnar y su mejor amigo Svein, el hijo del Smidir del asentamiento, empezaron a hacer planes para restaurar la vieja cabaña y convertirla en su particular Hof. Svein era hábil con las herramientas, pese a que apenas contaba los 11, desde muy pequeño, su padre le había inculcado la virtud de la laboriosidad y la perseverancia, así,que, era el joven hijo del carpintero, el que había enseñado a todos a construirse espadas de madera, y hacer escudos de tablas viejas. Ragnar, por su parte, también había aprendido de su padre el arte de la forja, o al menos algo había empezado a aprender del viejo smithr, aunque los dos amigos, eran conscientes de que, lo que se proponían, era mucho mas ambicioso, que construir cuatro escudos de madera, o reparar el fondo hundido de una vieja barca y darla calafate para poder dar una vuelta a remo por el lago, siempre cerca de la orilla.

La propuesta fue asumida con entusiasmo por todos, aunque los dos, sabían que a ellos les correspondería el mayor peso del trabajo, pero decidieron que, entre todos se lograría llevarla a cabo. No fue una tarea fácil convencer al padre de Svein, para que dejase un rato sus ocupaciones y viese el estado de la vieja leñera, pero la insistencia de Svein, acabo por ablandarle y acudió al claro tras la pausa del hadegi, a eso del mediodía. El experto carpintero, señalo a los muchachos que tablas habría que sustituir, aunque se maravillo de que la estructura principal, vigas y contrafuertes, estuviese en bastante buen estado, pese a los años de abandono y humedad. Ciertamente, era la labor de un autentico Volundr entre los smidir, creyó recordar que, obra de Oleifr el viejo maestro.

Pensó, que los chicos no lograrían reparar nada, en condiciones, pero estimó también que, a ninguno de los dos, les vendría mal un poco de responsabilidad y audacia para afrontar el trabajo.

Así que, empezaron con la labor de arrancar las tablas podridas supervisando a los mas pequeños, ya que la mayoría apenas llegaban a los 8 años, era necesario la colaboración de todos, los más pequeños, se dedicaron a buscar en el taller del smidir clavos viejos, y a visitar el naustr, el astillero donde se afanaban los carpinteros de ribera en construir un nuevo navío. Otros, se dedicaron a extraer planchas de Tepe, tierra con musgo y sus raíces, cortada en planchas, que luego amontonaban para que secasen , mientras los mas fuertes, se dedicaban a excavar en la planta de la cabaña, para hacer una estancia mas profunda y tener que hacer menos muro exterior.

Las niñas observaban el trasiego de los chicos , y no fue hasta que Kara se presento en el claro, que se enteraron de lo que hacían. Al principio, los chicos se mostraron reacios a la participación de las niñas en el proyecto, pero pronto vieron que la habilidad de ellas para tejer paneles con finas ramas de arbustos entrelazadas, les seria de gran utilidad, pues entre los postes laterales que formaban los soportes de la techumbre, esos paneles harían de solida base para la pared, así que, pronto, también ellas estaban atareadas en sus ratos libres, recogiendo finas varillas de mimbre y tejiendo sólidos paneles, otras, ayudaban a los niños a machacar y enderezar los clavos oxidados que reutilizaron para fijar los paneles a los postes. Solo los mas pequeñines, eran apartados por no poder aporta nada al trabajo, y se entretenían jugando en el pradito ante la atareada masa de chiquillos que iban y venían. Así, pronto, se había excavado un metro de profundo entre postes, y la tierra sacada, paso a reforzar la sujeción de los paneles, que ya formaban una primitiva pared que circundaba la cabaña.

Los días fueron pasando, y la primavera se establecía poco a poco, y los muros fueron terminados amontonando el tepe seco, lo que les confirió una forma mas solida, del mismo modo, el interior de la cabaña, fue reforzado con paneles interiores y el suelo, cubierto con guijarros de río, apisonados , que los niños fueron acarreando con no poco esfuerzo...

Fue el tejado lo mas laborioso, ya que ,las tablas conseguidas, no eran suficientes para cubrir toda la techumbre, así, que lo resolvieron, uniendo las vigas ente si con un entramado de tablas sobre las que colocaron paneles de mimbre y los cubrieron con tepe seco...

Así, la cabaña fue terminada para regocijo de todos, con las primeras lluvias copiosas de la primavera, y todos se refugiaron en su interior, solo los mas pequeños, parecían un poco apartados, al fin de cuentas, todos consideraban que nada habían aportado a la construcción de la cabaña. …Ellos nada decían, y si se les permitía la entrada, pasaban, si no, se quedaban fuera, haciendo corro y jugando en el prado.

Solo, una mañana en la que los niños salieron a coger setas, se encontraron con Geirlaugr la Volva, era una mujer de apariencia extraña, todos decían que los dioses la habían tocado con sus dones y que poseía el don de las visiones proféticas. Además era una reputada Laeknir, conocedora de todos los secretos de las hierbas usadas para curar. Iban cuchicheando entre ellos, ya que muchas madres decían a su hijos que no saldrían a jugar al prado, ante la entrada al bosque, si no llevaban con ellos a sus hermanitos, y esto era un fastidio, los pequeños se convertían en una carga...Pero aquella mañana, Geirlaugr, había salido con su pequeña hija, la menuda Ladve, los niños recordaban haberla visto a veces entre los pequeños, pero nunca se quedaba mucho tiempo, todos la tenían por una niña solitaria y extraña como su madre..

La Volva paso con su hija ante ellos, y levantando su huesudo dedo, sentencio...

- No hay que valorar tan a la ligera lo que no conocéis , los pequeños también han hecho su labor, solo que habéis estado tan atareados sin prestarles,atención solo porque son pequeños, que no os habéis eparado en ellos...Cuando Thor vuelva a bendecir el prado, y la gran Madre bese la tierra, os daréis cuenta de vuestro error...

Y diciendo esto, siguió su camino, seguida por la pequeña Ladve, que sonreía, divertida y miraba de reojo a todos, como si ocultase algún secreto que no quería desvelar...

Ciertamente, en los días siguientes, Thor se esmero en enviar unas copiosas tormentas que mantuvieron a los niños en sus casas, hasta que, por fin, Sunna lucio con toda su esplendor y los chiquillos corrieron a su cabaña. Lo que se encontraron Ragnar, Kara, Svein y el resto de los chicos al llegar, les dejo sin aliento, el prado que rodeaba a la cabaña, se había transformado en un hermoso jardín, lleno de florecillas multicolores , que incluso habían germinado sobre la techumbre ahora verde de la cabaña y los murétes exteriores, Entre ellas, revoloteaban muchas mariposas y canturreaba algún pájaro. Allí estaba Ladvé sonriente, que les explico que su madre la había encomendado la misión de preparar el jardín para los mas pequeñines, contando con ellos, que se habían entretenido en plantar una a una las pequeñas semillas que ella les había entregado, consciente de que nadie repararía en ellos, solo porque son pequeños.

Entonces, los chiquillos lo entendieron, ellos habían construido la cabaña, los pequeños, la habían convertido en un palacio de cuento!. Desde ese día, todos disfrutaron del mágico rincón juntos y Ladvé y todos los pequeños se dedicaron a cuidar de las florecillas. Y año tras año, los niños de la aldea, crecieron en la vieja cabaña del bosque, rodeados de flores y alguna hadíta traviesa, que como algunas cosas minúsculas, solo los más pequeñines lograron ver.... Quizá, ese sea uno de los inconvenientes de crecer, que a veces olvidamos ver, pequeñas grandes cosas que merecen ser vistas!.Crecer, no es olvidar que un día, fuiste niño!

EL ROBLE Y EL HACHA

Publicado por HEATHENPRIDE , sábado, 10 de abril de 2010 9:31





Cuentan que hace, muchos, pero muchos años, en un lugar del frío Norte, florecía una pequeña aldea , al abrigo del fiordo. En ella, las gentes se afanaban trabajando la tierra y recogiendo los frutos del mar, como siempre han hecho los pueblos del norte. En el corazón de la aldea, existía un viejo roble , tan antiguo, que ni los más venerables ancianos, podían recordarlo cuando solo era un pequeño brote,. Los mas viejos y sabios, solían decir, que toda la aldea había crecido a la sombra del viejo roble, y desde luego, el anciano árbol, recibía casi a diario, la visita de los pequeños, que solían correr a su alrededor, y su sombra , sirvió de cobijo en mas de una ocasión, a los fatigados huesos de los ancianos, que contaban bajo sus ramas, viejas historias a los mas pequeños, que solían acudir a escucharlas... Así, la vida del roble transcurrió durante quizá generaciones y los niños se hicieron hombres, y esos hombres ancianos, bajo su cobijo...

Pero una noche de crudo invierno, Thor el poderoso, tuvo mas trabajo del deseado allí en las alturas y Mjölnir trono mas que de costumbre. Quizá, algún Jotun poderoso, puso en aprietos a Thor, y desvió un rayo del poderoso martillo, que cayo sobre el viejo roble, hiriéndolo de muerte y incendiando sus ramas. Por fortuna, en cuanto Thor hubo acabado su tarea y los cielos recobraron su calma, envió una copiosa lluvia que apago las llamas, pero para tristeza de todos, el roble amaneció con una profunda hendidura provocada por el rayo y con casi todo su follaje quemado.

Pasaron los días, y el árbol parecía una carcasa muerta, y los fríos del invierno, no ayudaron a sanar su herida, pero el invierno fue cediendo, y las nieves se fueron retirando, y los niños volvieron a visitar al viejo roble. Se rumoraba que AsKetill el smidur , planeaba derriarlo ya aprovechar su madera ya muerta y seca para su taller de carpintería...

Los pequeños salieron aquel atardecer, por primera vez en el crudo invierno, a jugar fuera, el clima era ya mas suave , y permitía salir a hacer muñecos de nieve. A la sombre del roble, vieron sentado en el suelo, a un hombre , cubierto con una raída capa y un sombrero de ala ancha. Los pequeños habían oído hablar de los Gongu, los errantes , pero no era habitual verles en invierno. Asi que, algunos tomaron alguna vianda de la despensa de casa, y uno a uno, fueron saliendo, para reunirse al pie del viejo arbol...

Mas de un pequeño lloro al acercarse al árbol, ahora era poco menos que un esqueleto desposeído aparentemente de vida. Y entre ellos comentaban que pronto seria pasto del hacha de Asketill.

-Esta muerto, el rayo acabo con el..-gimoteo una niña.

-Ya no podremos jugar mas entre sus ramas- se lamento otro pequeño.

El vagabundo, que hasta entonces haba permanecido en silencio , como dormido, senado en el suelo, se incorporo y sonrió a una pequeña que se asusto, al ver que tenia un parche que le tapaba un ojo...

Pese a su aspecto y larga barba gris y el parche oscuro, los niños no parecieron intimidados por el extraño, al que alguno de los pequeños, ofrecio un poco de vino en un viejo odre, del que el extraño bebio un buen sorbo y pan y skreid, las tiras de pescado seco que solian ser el alimento del viajero, este las guardo agradecido en su zurron. El vagabundo aprecio sinceramente los regalos, y antes de volver a sentarse en el suelo, invitó a los pequeños a sentarse a su lado...

- No debeis asustaros por lo de mi ojo- Dijo acariciando las cabecitas de los pequeños- A veces, un solo ojo, sirve para ver muchas cosas, que otros no saben ver, si prestas un poco de atención...¿Acaso el anciano Grani no llega siempre, lento pero seguro a la sombra del roble, los dias de verano?...Sus ojos se apagaron hace una decada, pero sigue "viendo" y os reconoce a todos...a su manera.

Mas de un niño se sorprendio, de que aquel vagabundo conociese al abulo Grani, como todos le llamaban, y mas aun, de ver posados en el suelo, a dos cuervos, que contrastaban con el fino manto de nieve, inmoviles, como embelesados con las palabras del vagabundo...

Nadie sabe que fue lo que el extraño viajero contó a los pequeños a la sombra del gran árbol, ni tampoco es fácil explicar, porque ningún adulto pregunto a los pequeños por el vagabundo, ni porque ellos nunca lo mencionaron,las madres no hecharon en falta la mengua en las provisiones de la casa, y nadie excepto los pequeños , parecieron ver, al pie del roble , mas que a dos cuervos, que se elevaron magestuosos en el cielo. Del vagabundo, ni rastro....el caso es que, desapareció en la tarde, tan silenciosa y misteriosamente como había venido.

Asketill decidió derribar el roble una buena mañana, ya casi a las puertas de la primavera, pero se encontró allí a todos los niños de la aldea, rodeando el árbol cogidos de las manos.

-Apartaos niños...no es hora de juegos , he de cortar esta vieja carcasa muerta!!!

Pero una niña de amplia cabellera negra como el carbón respondió...

-Shhh...guarda tu hacha leñador!!, y escucha!!!- Y en el silencio reinante, se escucho un tenue zumbido que salia del interior del árbol- La Reina de las abejas, y su corte están ahí dentro, y no vas a ser tu quien destruya su morada...A Freya no le gustaría eso!

Pero Asketill, apretaba con furia su hacha, y no aprecia convencido...

-Para tu hacha!- Grito un chiquillo- Allí arriba, el la rama gruesa, dormita el buho, y no estaría bien por tu parte, destruir su casa...

-Y un poco mas arriba dormitan las ardillas y su prole, cuidando su despensa de bellotas !! - añadió otra pequeña de mejillas rosadas.

Y cada vez que Asketill levantaba el hacha, encontraba una replica y una nueva vida que los niños, querían proteger en su morada...así que refunfuñando se dio por vencido y se fue a casa “si no cae esta tarde, caerá mañana”.

Pero al día siguiente y al otro, y al otro también, se encontró la misma escena, topos en la raíz, pajaros cantando, nidos en las ramas, y con el paso de los días, Skodi levantó su manto y la primavera hizo su entrada...

Y entonces Asketill olvido su hacha, y construyo un columpio para los niños, entre las ramas, pues con el beso de la primavera de las grandes Madres, la vida volvió al Roble y a las ramas cansadas, que se llenaron de nuevos brotes y de vida .

Entendió que a veces lo que parece muerto, a vista de todos , merece una segunda mirada, pues lo antiguo, es a veces como el venerable roble viejo, solo necesita de la savia joven que sepa volver a darle vida y de la paciencia y el tiempo, para saber esperarla...

Demasiado Orgullo

Publicado por HEATHENPRIDE , viernes, 9 de abril de 2010 3:38





ORM Y TRUSK


Cuentan que existió un tiempo , cuando el mundo era aun muy joven, en que los animales poseïan el don del habla, por ese tiempo, los animales aún conservaban la memoria y el recuerdo de los Dioses y era frecuente entre ellos que se reuniesen en las grandes fiestas para preparar algún acto de gratitud y homenaje.


Con la llegada del verano, una vez mas, se reunieron todos los animales en el gran claro, y se decidió hacer una gran festejo para celebrar la llegada de la Estación. Así, los animales fueron presentando ideas, los mas fuertes competirían en pruebas de arrastre , los demás fueron elaborando formas de mostrar sus habilidades, los mas rápidos se prepararon para una carrera , incluso las aves del cielo se repartieron tareas, las cantoras, prepararon un elaborado coro de trinos , los cisnes y ánades una coreografía aérea..y los mas veloces y atrevidos se prepararon para una competición de altos vuelos...


Pero Orm, el poderoso macho del Aguila Real , buscaba impresionar a Ari, la bella águila de dorado plumaje y para ello, no dudaba en alardear de sus proezas en altos vuelos.


  • Desde luego, nadie os impide participar en la competición, pero, todos sabemos que nadie vuela mas alto que Orm !. Solo Hugin y Munin los cuervos del padre Odin vuelan mas allá que yo, incluso los halcones se humillan ante mi, pueden ser mas rápidos, pero nadie sube mas alto en el cielo que Orm!, Podemos competir si eso os place, pero perdéis el tiempo, solo Orm sera coronado vencedor y es algo que ya esta decidido!.


Así, las aves quedaron apesadumbradas por las orgullosas y vanidosas palabras de Orm, pero con todo, decidieron que la competición seguiría adelante, en honor a los Dioses. Pero quiso el destino, que, arriba en la atalaya del palacio Himingbjorg , “la custodia de los cielos” , el guardián infinito Heindall, tuviese un día muy tranquilo, nada amenazaba la seguridad del Biforst, el gran arco de acceso al Asgard, así, que, tenia tiempo de prestar su agudo oído a los asuntos terrenales. Se dice que Heindall puede oír crecer la hierba, y distinguir con su vista aguda , la caída de cada gota de lluvia., así que, la orgullosa bravata de Orm, no le gusto en absoluto, se trataba de festejar el inicio del verano, no de crear una competición a medida del ego de Orm.

Dio la casualidad de que un aburrido Loki, también deambulase por Asgard en una día aburrido, y decidiese visitar la Atalaya de Heimdall, para husmear un poco, asi que se transformo en una mosca, y se dedico a revolotear alrrededor de la cabeza de Heimdall, que intentaba espantarle a manotazos,de esta forma, se entero el gran bromista de la bravata de Orm, y planifico, la forma de darle un escarmiento para que su comportamiento no afease la gran celebración... No por afan de ayuda a los Dioses, sino, mas bien porque gastar una broma a Orm, le parecio una forma divertida de matar su aburrimiento.

Y finalmente, llego el gran día, y en la gran corte del Asgard, se fueron sucediendo las pruebas, el buey demostró ser una gran fuerza de tiro, imponiéndose a otros animales igualmente fuertes, aunque demostró que, siendo en fuerza inigualable , sin embargo, su poderío físico, lo volvía en un animal lento. En este aspecto, el caballo demostró, ser mas equilibrado, fuerte y bastante veloz, los demás animales no tuvieron inconveniencias en decir de el, que era el mas dotado para servir a los protegidos de Asgard, la floreciente estirpe de los hombres. Luego, las aves cantoras dieron un hermoso recital de trinos, que encandilo a todas las damas de la corte , incluso los grandes Dioses Aesir admiraron la gracia del vuelo y la sincronía de las aves migratorias trazando primorosas figuras en el aire, todos rieron con las ágiles cabriolas de las ardillas, y los graciosos saltos de los ratones. Hasta el coro de ranas y sapos obtuvo su sonoro aplauso.

Pero pronto se acerco el remate de las pruebas, con la gran competición de vuelo, y allí estaba el orgulloso Orm , que ya se sabia ganador de la competición, pus nadie lograra superar su cota de vuelo. Sin embargo, Loki había urdido su estratagema, y se transformo en una minúscula pulga, la traviesa Trusk, que fue pasando de pelo en pelo, y lomo en lomo, hasta colarse entre el plumaje de Orm, que no noto a su pasajero...

Una a una, las aves fueron probando su destreza., y conscientes de que no lograran batir a Orm, se concentraron en hacer de su vuelo, una exhibiciòn de belleza. Incluso el rápido halcónVeðrfölnir ,no se preocupo de ganar altura, tan solo de ejecutar rápidas subidas y bajadas de vértigo, siempre a la vista de los Dioses. Solo Orm, inflado en su vanidad , subió mas alto que nadie, ya fuera del alcance de la vista de casi todos, y seguía subiendo, la pequeña pulga Trusk, se agarraba con fuerza a sus plumas y algo asustada, experimentaba el vértigo de la subida, y después, cuando Orm ya se fatigo de subir, tan alto que no se veía el claro de pruebas, y tras dar una orgullosa vuelta a tal altura, el veloz descenso, donde la aterrorizada pulga , tuvo que agarrarse para no caer al vacío.

Ya en tierra, y sin vergüenza, Orm se dirigió al estrado a ser coronado el vencedor, y sin consideración alguna, se dirigió a Odin y la dulce Frigga:


  • Nadie ha volado mas alto que yo...justo es que me proclamen vencedor y dejemos de lado todas estas tonterías, todos sabrán que Orm es el rey de las aves.


  • Yo he subido mas alto!!!- trono en algún lugar una voz, para sorpresa de todos, que no veían de donde procedía tal voz...hasta que la pulga Trusk se encaramo de un salto en el dedo de la hermosa Freya ...- Yo he llegado mas alto...- volvió a decir- Me en encaramado en la cabeza de Orm, y me he puesto en pie, cuando este casi roza las estrellas...las reglas nada dicen de como ha de alcanzarse la mayor altura, y yo he estado un palmo mas alto que las alas de Orm, por lo tanto, a mi me corresponde el premio!!!


Y diciendo esto, la pulga salto al suelo, para transformarse en un risueño Dios Loki, ante la sorpresa de todos, ya que nadie olía un truco de los habituales en Loki...no obstante, nadie considero excesiva la leccion dada a Orm.

Odin carraspeo y alzando la mano, declaro que, efectivamente la pulga había estado mas alto que el águila, y Orm bajo, la cabeza avergonzado y burlado en publico, aunque luego, Freya dijo que no era justo, pues los Dioses no podían competir, aun en forma de pulga....

Finalmente, Orm fue coronado, ya libre de su orgullo, y la fiesta tuvo su final con todos cantando y riendo felices.

Y cuentan que, la gran Ari, el águila de lomo dorado , vio con otros ojos a Orm, y este dejó de ser un fanfarron para dedicarse a servir de guardian a los Dioses, y coronar con su vuelo, la cima del gran Yggdrasil. Desde entoncer, vigila los pasos de Nidhogg y todos le rinden honor y respeto.


* - Enseñar a los mas pequeños que el verdadero valor de las habilidades personales, no esta en usarlas para "ser mas" que los demas, sino, para ayudar a los que no son tan habiles, es una buena forma de reforzar los lazos de amistad entre los mas pequeños. El exceso de orgullo les lleva a convertirse en pequeños despotas y a querer estar siempre por encima de los demas. Por otra parte, he querido presentar a Heimdall el guardian y a Loki, el dios bromista (aun son muy niños para conocer la faceta mas oscura del dios), asi como un poco de la geografia fantastica del Asgard, con el gran puente, y la atalaya..y el gran arbol del mundo y su guardian...Poco a poco, los pequeños iran creandio su pequeño "Asgard" en su cabecita, y puede que sus perguntas, me inspiren otros cuentos!!!.

Tambien he querido destacar un poco el sentido de la justicia ms elemental, a veces, el exceso de vanidad y orgullo merecen un castigo, pero ha de ser siempe el adecuado. No es bueno enseñar a un pequeño que es licito "hacer trampas" para anar, por eso, al final Loki es descalificado...El objetivo es enseñarls, que el sentido de jugar uy competir, es primordialmente divertirse, es importante, aprender a superarte pra ganar, pero tambien ser humilde en la victoria, y saer aceptar las derrotas...

* Quiero tambien mostrar mi gratitud a Ari, sus oportunos apuntes acerca de ciertos detalles, han ayudado a pulir y dar lustre a este pequeño cuentecito...GRACIAS!!!

LA NOBLE VIRTUD DE COMPARTIR

Publicado por HEATHENPRIDE , jueves, 8 de abril de 2010 10:35




Cuentan que en las frías tierras de Noruega , donde el invierno es duro y cruel, vagaba sin rumbo fijo un hombre, semienterrado en nieves casi perpetuas. Vio en la lejanía una granja, y hacia allí se encamino, a ver si el dueño le ofrecía cobijo, al menos por una noche. Así que, medio a regañadientes le dejó cobijarse en el establo, para que durmiese sobre la paja, puesto que su aspecto desastrado, no era el adecuado, para mezclarse con su familia.

Y es que, cuando llevas quizá años caminando hacia ninguna parte, tu ropa se vuelve mugrienta, y tu barba desaliñada y larga, y si encima eres tuerto y te cubres con una raída capa, quizá quien no ve mas allá de lo superficial, no te de muestras de mucha confianza. Así que, en tan precario alojamiento, en medio de las bestias, en la paja, ceno el hombre , hambriento, un mal plato de gachas, mal condimentadas y peor cocinadas, regadas por cerveza aguada, y con la panza escasamente llena, intento descansar, hasta el alba de una nueva mañana.

Y con la llegada de un nuevo día, salio al cercado donde le esperaba, el dueño de la granja, dispuesto a cobrarse “el alojamiento” y “la pitanza”. Nuestro hombre no discute, dice que trabajara, que no mendiga nada, así que acepta arrancar las malas hierbas, que pueblan el sembrado, que se extiende ante la granja.

Al poco, le encuentra el dueño, tumbado sobre la paja, descansando según dice, de la tarea realizada. Mira incrédulo el hacendado, y comprueba estupefacto, que no hay una mala hierba en los prados, y que esta toda amontonada, en un montón para ser quemada, cerca de la entrada al establo. Como aun persisten las nieves, el hombre, quiere quedarse una temporada, así que después de comer, la misma bazofia mal preparada, que la noche anterior, sale a trabajar y ganarse su jornada. Esta vez, se le manda hacer la siega, de los campos de cebada, y sin emitir una queja, comienza la faena, con la tarde recién empezada.

Como en la tarea anterior, antes de caer la tarde acaba, y de nuevo se dispone a cenar malamente, y a dormir sobre la paja. Y así van cayendo los días, y la nieve y el frío, ni menguan ni bajan, y el hombre sigue trabajando duro, reparando el vallado, que rodea la hacienda y la granja, roturando los campos, abriendo surcos para la acequia y el agua, raspando el casco del Knorr, en dique seco , volviendo a techar el establo de la granja. Y todo esto siempre por el mismo pago, siempre la misma cama y la misma mala comida pese a que las durezas de las labores se incrementaban.

Y es que, cuanto mas perseverancia y virtud muestra un hombre, mayor es la mezquindad humana, y el amo de la hacienda desde el primer día, vio la oportunidad de ahorrarse, una buena cantidad de soldadas, ya que, aquel hombre desaliñado, pese a su fragilidad aparente, trabajaba, con la solvencia y los resultados de un maestro, prácticamente por nada, así que ¿Por qué no aprovecharse, de las nieves, y de la situación forzada?.

Pero toda injusticia tiene su fin, y una buena mañana, se presento sin previo aviso, el Konungr manco y su sequito en la granja, y no tardo en ver el abuso cometido, con el pordiosero, alojado en el establo de la granja.

Así que monto un consejo, para dictar una sentencia clara, y condenó al Bondi a pagar justamente por el trabajo hecho, 10 monedas de plata, además de servir un copioso banquete, hasta que el mendigo dijese “basta”. Pero este contesto que aunque malamente, había ya comido, y estaba llena su panza, así que se resolvió que la sentencia se cumpliría en el primer caminante, que pasase por la granja.

Al poco de mancharse contento el mendigo tuerto, llego un nuevo mendigo a la granja, un joven de barba descuidada y rubia, y de melena igualmente descuidada, que portaba orgulloso un mazo de herrero, sobre sus anchas espaldas. Por miedo a las iras del rey manco , prepararon el banquete, y ante la mesa le sentaron, para disfrutar de la comida.

Deseoso el Bondi de acabar, con la sentencia cuanto antes, mando matar un buen carnero, y prepararlo debidamente , acompañado por la mejor de las cervezas y todo ello fue servido, al joven mendigo para la cena. Contaba el avaro señor con cenar las sobras, pues opíparamente preparado, el banquete era digno de un rey, así que no convenía despilfarrarlo. Pero el joven se ceno el carnero entero, y se ventilo uno tras otro 5 cuernos de Aol bien agrio…y sonriendo declaro “nada mal para el primer plato”.

Siguieron otros dos carneros, y tres pollos y dos patos, y tres raciones de pescado seco, y todo ello bien regado, por mas de un barril de cerveza y el estomago de aquel hombre, no parecía haberse llenado, mas que el fondo de un barril donde viertas agua, y se encuentre agujereado…

Se prolongo la cena toda la madrugada, matanza y asado continuado, cuerno tras cuerno, plato tras plato, sin que el joven se diese por saciado. Pronto se oia sollozar al Bondi, “estoy arruinado”, ya no queda ganado en el establo, ni barril de cerveza durante años conservado, pronto para saciar a este monstruo, tendré que sacrificar hasta a los caballos. Pero no llego la cosa a tanto, pues se levanto el joven de la mesa, y tomando el mazo, salio riendo por la puerta, diciendo “que bien he cenado”.

Cuentan que se castiga por los dioses la avaricia, la usura y no dar justo pago, al trabajo correctamente hecho y que el bondi recordó la lección y en los sucesivos años, fue justo con sus siervos, pago holgadamente por los trabajos...y dicen que dejaba dormir en el mejor de los lechos a los vagabundos, en busca del don hospitalario. Pues a veces hasta los dioses, reclaman reposo y descanso, y premian o castigan en justa medida, de lo que ofrecemos o les negamos.


Este cuento me ha quedado quiza demasiado adulto, pero es que esta basado en un cuento tradicional (creo que Islandes), y no quise modificarlo demasiado. Creo que es ideal para introducir al pequeño en la virtud de compartir lo que tienes sin esperar nada a cambio,o en todo caso, a cambio de una compensación justa!. La usura era un crimen detestado por nuestros ancestros. Tambien reconocemos aqui, la cerlebre figura de Odin en su faceta de errante (Bolberk), a Tyr en su faceta de señor de la justicia terrena (el que quita y pone reyes), y finalmente, a un muy joven Dios del Trueno!!!, siempre con un voraz apetito ya legendario...

LA AMOROSA DIOSA FREYA

Publicado por HEATHENPRIDE 9:18





Un presente para Freya

Cuando el mundo era aun muy joven, y los Dioses aun miraban su creación, para irla completando, sucedió esta pequeña historia que me dispongo a contar.

Por ese entonces, las criaturas de Midgard se mostraban agradecidas a los Dioses, y preparaban con esmero la festividad de las grandes Madres. Cada criatura, tenia su ofrenda, y trataba con ella de ganarse el favor y el agrado de las buenas Diosas, así el carnero ofreció su carne, para el banquete del sacrificio (y el buen Thor se comprometió luego a resucitarlo), el buey dio su ancha espalda, para que el hombre se sirviese de su fuerza, para realizar el duro trabajo de arar los campos. La cabra ofreció su leche, para hacer buena mantequilla y queso agrio, y los pajarillos ofrecieron un recital, de dulces cantos…

Así y por no extenderme, todas las criaturas mas próximas a la humanidad y los dioses, pasaron por el Folkwang y ofrendaron, pero había unas pequeñas criaturas, que también deseaban presentar su tributo a los Dioses, y a sus protegidos los humanos.

Las humildes abejas del panal se reunían alrededor de la colmena, zumbando alborozadas, hasta que aparecieron los zánganos reales, y de repente todas callaron, para escuchar a su reina, que les hablo de agasajar a las Diosas y de que la festividad de las Grandes Madres se acercaba, y aún quedaba tiempo para preparar su regalo.


Así que día y noche las abejas laboriosas, incansables se afanaron, en recorrer infatigables las praderas, los bosques y los altos prados, para regresar a su colmena, con el preciado néctar para su regalo.

Pero aunque ya se veían las primeras flores, el invierno aun no había terminado, y el trabajo era intenso y duro, pues hacia frío y aun la nieve, cubría casi todo, con su manto blanco.

Solo la severa diosa Skodi, la giganta, miraba intrigada el trasiego de las abejas, desde lo alto de su castillo en las montañas de fríos eternos y perpetuos paisajes helados. Y la curiosidad hizo presa en ella, y llamo a sus lobos de lomos nevados y les mandó husmear e investigar el secreto de las abejas, y regresar al castillo a contarlo. Y los lobos lo supieron todo y pronto regresaron, a informar a la Diosa del propósito de tanto ajetreo y trabajo…

Y la Diosa se sintió conmovida y pensó en ayudar a las abejas, y dispuso que las nieves abandonasen los campos, un poco mas temprano, pero las abejas nunca lo supieron, aunque se alegraron por poder acelerar, con el buen tiempo su trabajo.

Pero el calor repentino antes del fin del invierno, despertó al gran Beorn , el oso señor del bosque, hasta entonces, aletargado, y salió a estirar las patas y desperezarse fuera de la cueva, para sacudirse la modorra y el letargo.

Pocas cosas hay mas agudas en la creación, que un olfato de oso goloso y pocos olores mas apetecibles, que el de la dulce miel, por descontado, así que sucedió lo que tenia que pasar, Beorn dio con el panal y se dispuso a darse el gran atracón después de asaltarlo. Y ciertamente lo hubiera logrado, pese a que las abejas lo defendieron valientemente, picando al oso furioso, con saña y enfado.

Pero las picaduras de las abejas no frenaron al gran señor de los bosques, sino el rostro tenso de la poderosa Skodi, cubierta con un manto de armiño blanco, que recrimino furibunda al oso:


* Era el regalo de las laboriosas abejas para las grandes Madres, y tu te has atrevido a robarlo…Te condeno a reparar tu falta, entregando sumiso con las abejas, el presente, para reparar el daño.

Y desaparecieron en el bosque la Diosa, seguida por el oso cabizbajo, y ya sin mas interrupciones, las abejas trabajaron duro, para finalizar con tiempo justo la ofrenda antes de la fiesta, cuando el invierno hubiese terminado.


Y ciertamente, este acabo, y la primavera llego, esplendorosa sobre los campos , las madres se emplearon a fondo, haciendo fértil la tierra, y llenando de nueva vida los campos…Y llegado el tiempo de la festividad, todas las criaturas de los montes, prados y bosques, se prepararon.


Y descendieron por el puente multicolor Biforst los cascos de Sleipnir, montado por el noble Hermod como heraldo, y una a una todas las criaturas de Midgard le siguieron hasta los confines del Asgard y el Folkwang con sus verdes prados.

Allí esperaban las Diosas, con todo el palacio engalanado, y dio comienzo la esplendorosa fiesta, con la exhibición de las aves cantoras, y la danza de cisnes en el lago, y las justas de ciervos en celo, con sus hembras azoradas mirando, y las bufonadas de una rana traviesa, que se entretenía saltando…y se engullía a alguna mosca demasiado atrevida, que incordiaba a las grandes Diosas, de vez en cuando.

Así una a una las criaturas, fueron dejando sus ofrendas, presentes y regalos, desde el mas humilde, al mas preciado, seria incontable nombrarlos, y las diosas se miraban complacidas, y la fiesta se iba acercando a su cabo.

Pero antes del fin se oyeron los lures de llamada, y anuncio la voz del heraldo:


*Se presenta la noble Diosa Skodi, con sus protegidas, para entregar el fruto de sus esfuerzo como regalo!.

Y ciertamente allí estaba extrañamente hermosa, Skodi, vestida con un manto blanco, y su presencia extrañaba en la congregación, a propios entre los Dioses y a extraños, pues nunca antes la reina de los hielos eternos, se había presentado, en las festividades de primavera, y mucho menos con un regalo!.

Las Diosas se miraron entre ellas, y también cuchichearon , y finalmente , descendió de entre ellas la Gran Señora Freya, a recibir en nombre de todas, el regalo…

A una señal de Skodi entro el gran Beorn, sumiso y cabizbajo, portando en su lomo un gran caldero brillante, de bruñido color dorado. Tras de el, venia el enjambre, circundando a su soberana, zumbando, y así avanzaron todos, hasta los pies del estrado. Finalmente , las abejas abrieron paso, y solo reina y dos guardas avanzaron, para posarse esta sobre el cabello de la diosa, mientras todos vitorearon.

Y el collar dorado de la diosa iluminaba, a las dos monarcas como un día claro!, y la diosa metió su dedo en el caldero…y se lo llevo a sus dulces labios, y riendo invito a todas sus hermanas:

*Descended todas y compartamos, en hermandad tan preciado regalo!

Y cierto es que lo compartieron, y todos comieron de la miel hasta que se saciaron!, incluso el glotón y goloso Beorn, con las abejas reconciliado, y por mas miel que comían, el mágico caldero de Skodi, nunca se daba vaciado.


Sobro ciertamente mucha miel, que las diosas compartieron con los Dioses, y con todo, siguió sobrando, así que, una vez mas, se llenó el puente del arco iris , de alegres Diosas y dioses cantando. Y aquella tarde los dioses, compartieron el regalo del oro dulce de Freya, con sus protegidos los humanos.

Y así es como la dulce miel nos conforta desde entonces, de los sinsabores de la vida, y de los tragos mas amargos, y desde entonces la usan las amorosas madres, para endulzar a sus pequeños, y todos la disfrutamos.

Dulce como el corazón de Freya, dorada como sus cabellos trenzados… humilde como la labor de la abeja y compartida…como el tributo y la adoración a la diosa, que todos profesamos.



Amo este cuentecillo...Dedicado a una hermosa madre, y a su pequeño (cuyo nombre da titulo a este lugar y ciertamente no podria haberlo mejor!!!). Pense en presentar a los mas pequeños, a las grandes Madres, en especial a Freya, y a la poderosa Skodi, señora del invierno (dualidad magica, ahora que aca en mi hemisferio Freya despierta la primavera, Skodi cubre de frios el lugar de origen de mi dulce amiga, y deseo que no sea demasiado dura Skodi en su Chile!, hay muchos hermansm que encararan este invierno al raso allí),tambien algun mito acerca de Thor , y sobre todo, la noble virtud de la laboriosidad y de compartir el fruto de tu trabajo!.

SOBRE LA CUNA DE MAGNI

Publicado por HEATHENPRIDE 9:03

Sed bienvenidos a este rinconcito dedicado con todo amor a los mas pequeños de tu hogar. Esas pequeñas criaturitas revoltosas que tanto cuesta a veces educar. Para eso ha nacido este lugar, para que, por medio de cuentos, los mas pequeños conozcan el valor de todas las virtudes que los Asatru defendemos. Porque, amistad, amor, compañerismo y el amor por la vieja tradicion, cimentaran las bases de los futuros Odinistas!.