LA PONEDORA DE URDA

Publicado por HEATHENPRIDE , martes, 27 de abril de 2010 10:29



Cuentan los ancianos en las largas noches de invierno, que hace muchos, muchos años, habito en Suecia un pobre campesino al que llamaremos Grani, era este hombre, de natural trabajador, peo de escasa fortuna, así que, en los crudos inviernos, pasaba realmente apuros para salir adelante con su esposa y no morir de hambre. Esta situación no se vio mejorada cando su mujer espero su primer hijo. Desesperado y sin recursos para sacar adelante el embarazo de su esposa, Grani se acerco una tarde a la hacienda de su vecino el tosco y mal encarado Varg, un mercader avaro y carente de escrupulos.

Este accedió tras no muchos ruegos a entregarle 2 docenas de huevos, pero siempre a cambio de que Grani se comprometiese a devolverlas, sumando una tercera como compensación al préstamo. El pobre hombre desesperado, acepto el trato y volvió a casa con los huevos con los que, aumento una parca despensa y aguanto el invierno con su esposa.

Pero el invierno pasó y, Grani no recordó su compromiso, aunque, como su situación no había mejorado , tampoco hubiese podido pagar de haberlo recordado. El caso es que, Varg, de natural avaro , vio una oportunidad de sacar tajada del inocente olvido de su vecino, y en la cercana asamblea del Thing, denuncio a su vecino por hurto y mala fe, y para asegurarse la victoria, pagó los servicios de un lögsögumadr, un hombre versado en leyes, aunque, en este caso, podría tratarse mas bien de un miserable oportunista a sueldo que le ayudase a sacar del pleito el mejor provecho.

Así que, Grani se asusto terriblemente cuando fue conminado a acudir como reo de una falta a la asamblea Ante el tribunal, el representante de Varg desgranaba las “perdidas” de su señor de esta manera.

-Hago notar a los hombres justos aquí presentes, que mi señor, entrego a este hombre llamado Grani, dos docenas de sus mejores huevos de gallina en concepto de préstamo (aunque aquí se cuido mucho de mencionar la usura de la docena de mas como pago al favor), que el acusado se comprometió a devolver a mi señor pasado el invierno

Preguntaron a Grani si esta afirmación era cierta y el pobre campesino asintió perplejo.

- Hago así mismo saber que, mi amo estima que, de esas dos docenas de huevos que el acusado no ha devuelto, habrían nacido polluelos, no menos de la mitad de machos, y otras tantas hembras. Con el paso de no mucho tiempo, es sabido que hubiese contado mi señor con 12 fantásticos gallos y 12 ponedoras. Y en época de cría, estas hubieran dado no menos de un par de huevos por cabeza , con lo que , mi amo ha perdido la oportunidad de poseer 2 docenas mas de huevos. Que no seria difícil que se convirtiesen antes del Yule en otra docena de gallos y ponedoras!. Lejos esta de mi voluntad, reclamar mas allá de las perdidas de un año en compensación a mi amo, por lo que estimo, que si el acusado se aviene a pagar el coste de esos 24 gallos y sus parejas ponedoras, podemos dar el asunto por zanjado. Creo que 5 monedas de plata serian un pago justo.

El pobre Grani se vino abajo, no disponía de tal cantidad de plata, de haberla tenido, jamás hubiera necesitado la ayuda de tal tramposo y usurero, pero ahora era ya tarde para lamentarse, y se veía ya, reducido a servir a su vecino, para pagar la cuantiosa multa .


Mientras su esposa, no paraba de lamentarse en casa de su desgracia, clamaba a Frigga la Gran Madre, para que hiciese justicia y la permitiese gozar de la libertad de su esposo, para poder sacar adelante a su pequeño aun no nacido. En este llanto estaba, cuando se presento en su hogar la anciana Urda, que se había enterado de la injusticia cometida con ellos y había acudido a darla consuelo. Tenía la anciana fama de ser media bruja, de conocer los caminos del galdr para inducir el trance y hablar con los dioses...

La anciana escucho los lamentos de la joven esposa de Grani, y después de tranquilizarla, le respondió con palabras amables...

-Nada has de temer mujer, Urda se hará cargo de encontrar el favor de los dioses, Frigga intercederá ante Forsseti y me indicara el camino...descansa pues dulce Helga y deja el asunto en mis manos..

Y ciertamente, la anciana volvió a transitar los oscuros caminos del Odr chaman para elevar su plegaria a Frigga , y esta la escucho y acudió a consultarlo con Forsseti a su palacio de doradas columnas , el Glitnir. Allí estaba también el poderoso Tyr, señor de la justicia terrena, a menudo menos dada a las soluciones pacificas y mas próximas a los conflictos . Pero Frigga pensó mejor seguir la sabia palabra de Forsseti, ya que Grani y Helga eran una pareja de campesinos y los conflictos violentos no parecían lo más indicado con un hijo en camino.

La vieja Urda desperto de un largo trance, con un mensaje claro de la diosa, y tomando un cesto de mimbre, donde guardo algunas provisiones, pidió a un carretero que la acercase al gran claro de la asamblea, donde tras la pausa para la comida del mediodía, se reiniciaban las deliberaciones.Pidió ser recibida como defensora del caso de Grani, y aun no siendo habitual que una mujer pudiese dirigirse al consejo del Thing, el representante de Varg, no vio inconveniente en que la dejasen hablar , pues tenia fama de medio loca y el consejo no tomaría demasiado en serio sus palabras.

El lögsögumadr, repitió sus pretensiones a petición de la anciana que las escucho muy serena y en silencio, como valorando cada palabra, y cuando hubo terminado, y se le concedió el turno de palabra, hablo de esta manera...

-Que los nobles componentes de la asamblea me disculpen, pero a mi edad, la noción del tiempo se me desdibuja, hubiese querido presentarme a defender a Grani antes, pero estaba plantando en el campo, las habichuelas hervidas que me sobraron del desayuno y no me di cuenta de que se hacia tarde...presento por ello mis disculpas...


-¿Y esta vieja loca es la que viene a defender a este ladrón?- Trono el acusador- ¿No veis que vive en una tierra de fantasías y sueños?. ¿De que tierra de prodigios viene, esta que pretende ver germinar en sus campos, las habichuelas ya cocidas que su panza no pudo tragar?....Gran prodigio seria este, digno de ver.

Entonces , del cesto que la anciana llevaba colgado al brazo, emergió la cabeza de una gallina ponedora, que soltó un sonoro cacareo. La anciana la saco de su cesto, y elevándola sobe su cabeza la mostró a todos...

-Vos tenéis que conocer esa tierra prodigiosa mejor que yo, pues seria gran prodigio que la pretensión que vos tenéis , viniendo de Varg, del Varg que todos conocemos , se llevase a cabo. De todos es sabido que es hombre dado a los lujos y a la pompa, lejos de si, el dedicarse a las labores del campesino. Compra cuanto alimento precisa, o lo consigue cobrando con usura favores que los menos favorecidos le solicitan. Aquí, mi ponedora da fe de que ni ella, ni ninguna de sus hermanas, ha dado a esos huevos el calor de madre que Helga dispensa a su pequeño, por el que Grani se ha desvivido y ha pedido favor a Varg. Si hubiese poseído una gallina como la mía, no hubiese precisado pedir favor alguno.

-Pero no la posee!!-Volvió a tronar el acusador- Por eso esta en deuda con mi amo...una deuda que no ha pagado y que ha acarreado grandes perdidas..

-No hay mas perdida que dos docenas de huevos...pues tu amo no huele a estiércol, y su hacienda es rica en almacenes de finas sedas y buen vadmal, pero carece de establos ni corral. Y sin gallinas que den calor y vida a los huevos, no hay vida para gallos y gallinas...Frigga que otorga la vida nueva y atiende los partos, no permitirá que un inocente cargue con el peso de la Avaricia de Varg...Yo misma entregare los huevos frescos a tu señor, pero a cambio, le exijo una publica disculpa por la falsa acusación a un hombre pobre pero honrado cuya única falta, es amar a su esposa y al fruto de su vientre. ¿Acaso el gallo no vigila y cuida a su ponedora mientras da calor de vida a su puesta?.¡¡¡Que la cruel avaricia de Varg perjudique pues, solo a las gallinas !!!.

Dicen que el mismo tribunal se quedo maravillado de la sabiduría de la anciana, y que, fue Varg el acusado de usura y de querer usar el veredicto sagrado del Thing en provecho propio con engaños .

Dicen que, se le condeno a compensar a la joven pareja con una fuerte suma, ya que el tribunal de la asamblea , juzgo que la intención el usurero era una ofensa a la sagrada ley de Tyr,y a la justicia divina de Forsseti. De Urda, dicen que vivió aun incontables años mas, hasta llegar a ser considerada una venerable sabia a la que muchos pedían consejo.

En cuanto a Grani , Helga y su pequeño, este llego al mundo con la bendición de Frigga, y con el tiempo, llegaría a ser un hombre recto y justo...pero esa ya es otra historia...

0 Response to "LA PONEDORA DE URDA"